Mamá comparte la cama con sus hijos grandes y cree que es normal

Mamá comparte la cama con sus hijos grandes y cree que es normal

Cada quien tiene una forma específica de criar a sus hijos pero normalmente tratan de seguir los paradigmas establecidos por la sociedad. Para Julie y su esposo Gary Darby en cuanto a la crianza de sus hijos se refiere, ellos son los expertos. A pesar de las innumerables criticas la pareja ha recibido por su peculiar estilo de crianza, Julie no piensa cambiar su comportamiento. La mamá todavía duerme en la cama con sus hijos varones de nueve y diez años y no piensa dejar de hacerlo.

Lee más en ¿Qué más?: Adamari Lopez & Toni Costa share HUGE first milestone for Alaïa! (PHOTO)

Para Julie y su esposo las necesidades de sus hijos están ante todo y está dispuesta a hacer lo que sea con tal de que ellos sientan su amor. Los niños están acostumbrados a dormir con su mamá en la misma cama y despertar entre las sábanas con ella. A Julie no le importa lo que los expertos digan porque ella sabe que su comportamiento es normal.

Qué pena con esta señora, pero para mí no hay nada normal en ese comportamiento. Lo primero que les dicen los pediatras a las mamás cuando los niños nacen es que hay que acostumbrarlos a dormir solos. Ahora, los hijos de ella están muy grandes para dormir con la mamá. Me parece que en lugar de hacerles un favor les está haciendo un daño porque los está enseñando a hacer dependientes e inseguros.

Julie dice que el comportamiento no va a durar para siempre y por eso lo hace. Me parece que ella sufre de ansiedad de separación y de una forma u otra cree que durmiendo con ellos ve a los niños más pequeños de lo que son. Niños de esas edades ya deben dormir solos para desarrollar el sentido de independencia que todos necesitamos. Los expertos en el tema no recomiendan que los padres duermas con los hijos porque:

  • Los niños crean una codependencia con los padres.
  • Los niños no son capaces de solucionar problemas por si mismos cuando les toca dormir fuera de la casa.
  • Los niños le tienen temor a la noche.
  • Los niños sienten que son diferentes cuando los amigos descubren que todavía duermen con la mamá.
  • Tanto mamá como niños desarrollan problemas físicos por dormir en un espacio reducido.
  • Ni los niños ni la mamá disfrutan de una buena noche y sufren de agotamiento durante el día.
  • La intimidad de la pareja desaparece porque no pueden dormir juntos.

This article was written by Milena Prinzi from Mamas Latinas and was legally licensed through the NewsCred publisher network.


Encuentra artículos relacionados por:

Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios