Flores comestibles para esta primavera

Las flores son sinónimo de amor y felicidad. Al pensar en ellas, casi siempre las imaginamos en un gran ramo, pero, ¿sabías que hay múltiples variedades de flores que se pueden comer? Además de dar una presentación hermosa a cualquier platillo, también te brindarán una nueva variedad de sensaciones.

Por

Las flores siempre nos transmiten alegría, amor y tranquilidad. Además de darle un aspecto alegre a nuestra casa, también nos perfuman con su agradable olor. Pero, ¿sabías que también existe una amplia variedad de flores comestibles?

Las flores son alegría y tranquilidad

La idea de preparar este tipo de plantas comestibles no es algo nuevo; es más, este ingrediente se ha venido utilizando desde hace mucho tiempo. Incorporar las flores como ingrediente en la cocina es una manera creativa y muy vistosa de darle un giro a tus platillos. No solo ofrecen vitaminas y minerales, sino que aportan una belleza estética a los platillos que influye positivamente en nuestro estado anímico y bienestar.

Lo mejor es que no necesitas recetas sofisticadas ni ser una experta en la cocina; solamente tienes que aventurarte y utilizarlas sin miedo.

Además de ser una flor muy bonita, desprende un aroma muy relajante

Si bien existen muchas flores comestibles, debes tener en cuenta que no todas son aptas para utilizar en la cocina. Te doy algunas pautas:

1. Entre las que se comen, encontramos: lavanda, Jamaica (hibiscus), flores de romero, flor de azahar, rosas, pensamientos, manzanilla, flor de tomillo, begonias, flor de garambullo, flor de calabaza, violetas, flor de durazno y caléndula. Si deseas probar otra flor, es mejor que primero investigues si puede comerse.

2. No es recomendable que comas flores de invernaderos, florerías, de procedencia desconocida o de lugares en los que hay niveles altos de contaminación. Cuando consumas flores debes asegurarte de que no se han utilizado fertlizantes o químicos tóxicos en su desarrollo.

3. Utiliza solamente flores en perfecto estado; evita las que tienen partes amarillentas o marchitas.

4. Lava siempre las flores con agua purificada (sin jabón) y sécalas cuidadosamente con papel absorbente antes de comerlas.

5. Es mejor consumirlas el mismo día en que se cortan.

7. Si comer flores es muy audaz para ti, puedes probar utilizándolas solamente para adornar algún postre o platillo, ¡verás que la presentación final será muy linda!

Consejos de cocina al utilizar las flores

Cuando prepares agua de Jamaica no tires las flores; lávalas bien, cocínalas un par de minutos con aceite de oliva y cebolla y tendrás un relleno creativo para un delicioso omelette.

¿Has probado las flor de jamaica?

¿Tus ensaladas son aburridas? Además de añadir frutas, aventúrate e incorpora algunas flores; el juego de colores será muy vistoso.

¡Sorprende a todos añadiendo algunos pétalos de flores a tus ensaladas!

Para variar la apariencia y el gusto de las sopas, añade algunas flores de calabaza picadas. Se enriquecerá su sabor y tendrá un color muy agradable.

Tu clásica sopra de verduras, puede ser mucho más rica y vistosa, si agregas flores de calabaza

¿Por fin te decidiste a hacer un pastel, pero no tienes idea de cómo decorarlo? ¡Usa flores!

Un pastel sencillo se puede convertir en uno muy lindo, si lo decoras con algunas flores

Si tienes rosas en tu jardín, selecciona los mejores pétalos. Una vez limpios, pincela con un poco de clara de huevo (mejor si es pasteurizada) espolvorea azúcar y deja secar. Estos pétalos son ideales para adornar algún postre o platillo.

Los petalos de rosa cristalizados, además de ser muy ricos, son muy lucidores

Ya ves lo hermosas y versátiles que son las flores en los platillos. Atrévete a experimentar con este nuevo ingrediente y dale rienda suelta a tu imaginación a la vez que alimentas cuerpo y espíritu.

Cuéntanos, ¿qué otras ideas se te ocurren para utilizar flores en tus platillos?


Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios