Cómo programarte para un nuevo año cuando eres mamá

Entre todas las cosas que cambian cuando te conviertes en madre, está la forma en la que inéditamente reprogramas tus metas para año nuevo y las maravillosas formas que hay para hacerlo.

Cómo programarte para un nuevo año cuando eres mamá

decreto-ano-nuevo

 

Hace dos años, antes de ser mamá, esperaba ansiosamente año nuevo para comenzar a ver cómo mi jugosa lista de propósitos que contenía viajes, ropa, dietas, clases y cientos de cosas superficiales más, se hacía realidad. Ahora, que soy mamá, mi lista ha cambiado enormemente, porque cuando somos madres nuestra vida se llena de deseos que valen la pena, metas con más realidad y propósitos con más sentido.

Estamos comenzando año y es momento de revisar la lista 2018, una que espero, me acerque más a ser la mamá que mi hijo merece tener, no una mamá perfecta, pero sí, una guía de buenos ejemplos, ganas e inspiración. En realidad, esta vez quiero hacer más compromisos que propósitos que nos ayuden a los dos a ser mejores cada día.

Tal vez te interese: Mamá y amiga, una nueva forma de educar.

La comparto en este artículo con ustedes sólo si hacen la promesa de compartirme su propósito más lindo para este nuevo año que ya comenzamos ¿trato hecho?

 

1. Más tiempo junto a él: Este año además de pasar tiempo junto a mi hijo, quiero que el tiempo que compartamos tenga calidad más que cantidad.

tiempo-junto-hijos-suavitel

 

 

2. Mis 5 sentidos bien despiertos: El celular es algo adictivo, así que uno de mis compromisos para este año es dejar de “escucharlo” mientras miro el celular, pararé mis actividades y lo escucharé con  todos mis sentidos, acompáñame y mira cómo vencer la adicción al celular.

decreto-ano-nuevo

 

3. Seré su ejemplo a seguir: Mis actos y consecuencias son ejemplo para mi hijo quién como esponja tiene todo el poder de absorber mis comportamientos. Me comprometo a ser más paciente y tolerante para él.

 

¡Los niños que tienen la atención y el amor de sus padres son niños sonrientes!

 

4. Respetaré su forma su forma de ser: Aunque Benjamín aún es muy chiquito, ya tiene su propia personalidad y ¡es fuerte! Respetaré y me propondré educarlo de la mejor manera para no troncar el desarrollo de su personalidad, pero sí tratar de moldear su genio.

 

5. Ganaré más tiempo para mí: Desde que fui mamá me olvidé de mi por completo porque él se adueñó de todas mis prioridades, por eso uno de mis propósitos para 2018 es no dejar de hacer las cosas que me gustan. Siempre respetando su tiempo, sacaré más tiempo para mí, mira estos consejos para saber que hacer si te sientes abrumada.

 

6. Seguiré confiando en mi instinto: Desde que nació mi bebé, he confiado con los ojos cerrados en mi corazón.

 

 

Y por último mi compromiso más grande será seguir disfrutando de sus besos, de sus ocurrencias, de sus fantasías y colmarlo de amor todas las horas del día ¡Fin!

¡No olviden compartir sus propósitos bajo este artículo!

 


Esta es una sugerencia personal proporcionada por consumidores, Colgate-Palmolive no asume responsabilidad por esta información; nuestra recomendación es siempre seguir las instrucciones de uso de nuestros productos.

Encuentra artículos relacionados por:

Tu reacción
  • Me encanta (2)
  • No me gusta (0)

Califica este artículo

Comentarios