¡Volvamos a ser pareja!

Con la llegada de los hijos las relación de pareja cambia inevitablemente. Existe una ruptura importante en la dinámicas y rutinas que se tenían cuando sólo eran dos en la familia. Y ante esta nueva realidad la crisis parece inminente, ya que la prioridad de los dos es el bebé y la “vida de pareja” pasa a un 2do plano.

Por

 

Por eso, aunque lo más importante es llenar todas la necesidades del recién nacido y ser los mejores padres, hay que ser cuidadosos para que el cansancio y los cambios no nos tomen ventaja, olvidándonos de que seguimos siendo pareja y necesitamos mantenernos conectados para conservar y fortalecer el amor.

A continuación algunos consejos útiles para mantener la atención y los lazos de pareja fuertes, una vez nos convertimos en padres.

No es sano idealizar

La sociedad nos vende una visión idealizada y poco realista de lo que supone tener un hijo y “comprarla” actúa en nuestra contra cuando nos enfrentamos a la realidad. Por eso, es importante que tengamos claro que los primeros meses están llenos de felicidad pero también de mucho cansancio, renuncias y estrés. Eso puede ser difícil pero también es normal y pasajero.

01-familia-con-papa-mama-y-bebe-en-sala-fabuloso-780x435

Nuevas rutinas con espacio para todos

Es importante construir nuevas rutinas que tengan espacio para todos los miembros, no sólo en el rol de padres sino también en el rol de pareja. Así que necesitamos momentos en los que papá cuide al bebé con confianza, que mamá se de una ducha y salga con amigas y, también, que los dos se tomen un café, hablen de un libro o vayan a ver una película. El bebé es lo más importante pero no debería ser lo único. Tener un proyecto en común, sólo de la pareja, es una excelente manera de encontrar espacios y temas distintos al bebé y su crianza para compartir y disfrutar.

02-bebe-con-manos-de-mama-780x435-fabuloso

Reflexión, comunicación y empatía

Como individuos necesitamos reflexionar sobre la nueva situación y las dificultades que nos supone, tratando de ponernos en los zapatos de nuestra pareja y encontrando espacios de tranquilidad para conversar lo que sentimos, lo que nos pasa, lo que esperamos del otro, lo que nos cuesta a nosotros mismos. Sin comunicación y comprensión la distancia simplemente se acrecienta.

03-mama-durmiendo-con-bebe-en-cama-fabuloso-780x435

Equilibrio

Criar un bebé no sólo supone nuevas responsabilidades sino también mucho trabajo, que debe ser repartido por consenso de manera equitativa. Cuando uno de los dos se sobrecarga con tareas o asume compromisos para los que no está preparado, la sensación de abandono y soledad es inmensa, y genera, tristeza y conflicto. El equilibrio y el compromiso es vital para que sobreviva la unidad y el placer de trabajar en equipo como padres y como pareja.

04-pareja-hablando-equilibrio-e-hijos-fabuloso-780x435

Ayuda

Para criar necesitamos ayuda. Así que es importante tener clara la red de apoyo: abuelos, tíos, amigos, niñeras, etc. Es importante contar con ayuda, tanto para poder descansar un rato como para poder disfrutar de momentos de pareja tranquilos y solos.

La llegada de los hijos suele ser un momento delicado e importante para la relación de pareja. Por eso es importante, saber entender la nueva situación con objetividad y comprensión, dialogando y trabajando como un equipo que disfruta de las alegrías, al mismo tiempo que trabaja con compromiso y equilibrio en todas las tareas y responsabilidades. Lograrlo, no es una tarea sencilla. Requiere de un esfuerzo físico y emocional considerable, pero no sólo traerá felicidad inmensa para la pareja sino para la familia entera.  ¿Qué opinas?, ¿Cómo asumieron como pareja la llegada de los niños?

05-pareja-de-papas-sonriendo-780x435-fabuloso


Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios