Crónicas de una mamá primeriza: Mi bebe

Por

Conociendo a mi bebé

Después de 18 horas de trabajo de parto que terminaron en cesárea y dos meses de ser mamá oficialmente pude sacar algo de tiempo para intentar contarles un poco en este espacio todo lo que ha cambiado mi vida últimamente.

galeria2

Debo decir para empezar, que ese momento tan esperado de escucharla llorar por primera vez y darle la bienvenida al mundo, por más que uno se lo imaginó, es insuperable.

Ahora, después de dos meses de conocernos la relación es cada vez más especial. Los primeros días después de llegar del hospital fueron duros, podría decir que las dos primeras semanas en casa son las más duras que he pasado en lo que va de mi vida. Regresar a tu espacio con el nuevo integrante de la familia hace que todo eso, que era lo mismo de siempre, se vea completamente diferente. Es una sensación extraña de felicidad, emoción, cansancio, miedo y hormonas.
 Aquí, cada semana es importante, tanto para el desarrollo de nuestra chiquitina, como para nosotros adaptarnos al papel de padres. Una de las cosas claves que recordaba de mi artículo anterior, que pueden leer aquí, es que ¡hay que estar preparados para “perder el control”! la flexibilidad es clave cuando se tiene un bebé en casa para no enloquecer. Yo lo he disfrutado al máximo, desde mi embarazo me gustó pensar que esta nueva etapa de la vida sería más fácil si me dedico a redescubrir el mundo con esta personita que lo vive por primera vez y así es un proceso más entretenido y didáctico para ambas.

Algunas de las conclusiones más importantes de este corto tiempo de mi vida como mamá de Flora:

  • Aprecio infinitamente más a mi madre. Esto es trabajo duro que como hijo es difícil entender sin haberlo vivido.
  • He aprendido a ser más fuerte y a defender mis ideas ahora que me siento como ejemplo de mi hija.
  • La vida se queda corta para todo lo que uno quiere hacer y ver vivir a un hijo.
  • Las trasnochadas de estudio o de fiesta nunca se vieron tan agotadoras, pero las trasnochadas por mi hija tienen recompensas, sobre todo cuando sonríe.
  • La vida en pareja tiene otro sentido y los fines de semana son lo más esperado para compartir en familia.

Todo esto es una aventura que estoy feliz de estar viviendo y no me cambiaría por nadie en este momento. ¿Y ustedes qué piensan?

 


Encuentra artículos relacionados por:

Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios