Crea tu propio cesto para ropa sucia

Si te gusta tener la casa limpia, ordenada y decorada, entonces te invitamos a hacer este paso a paso para fabricar un práctico y decorativo cesto para ropa sucia.

Por

Nunca está de más tener en casa un cesto organizador, especialmente uno amplio, en el que podamos guardar las prendas para el lavado. Hoy te mostraré una hermosa y fácil idea para hacer un cesto para la ropa sucia que, además de cálido, decorativo y resistente, es también muy útil, puesto que emplearemos la medida justa, es decir, cuando se llene el cesto significa que tenemos un lavado completo.

¿Te entusiasma este proyecto? Entonces, ¡manos a la obra!

Necesitas

  • 30 m de cuerda de 1 cm de grosor
  • Una pistola de silicona
  • Varias barritas de silicona (de 10 cm)
  • Un cordel de aprox. 15 cm

Materiales para hacer un cesto para ropa sucia

Procedimiento

Comienza enrollando la punta de la cuerda con un cordel (para eliminar los flecos) y pégala con una gota de silicona. Luego, pon unas gotas de silicona en este primer segmento de la cuerda y dobla el extremo sobre sí mismo para pegarlo.

Comenzar a pegar la cuerda para el cesto

Continúa colocando silicona sobre la cuerda y enrollándola sobre sí misma para formar un espiral. La silicona seca muy rápido, en aproximadamente cinco segundos, por lo que es aconsejable aplicarla en un tramo de cuerda corto, enrollarlo y apretarlo contra la mesa o el piso para que la base del cesto quede lo más plana posible.

Pegar la cuerda enrollada para el cesto

Sigue pegando la cuerda y enrollándola hasta dar 17 vueltas. Puedes hacerlo más amplio si lo deseas, pero ten en cuenta que al finalizar te quedará un poco más bajo de altura.

Finalizar la base del cesto de cuerda enrollada

Al llegar a la vuelta 17, pon un poco de silicona en el extremo de la base redonda y empieza a pegar la cuerda encima para comenzar a hacer los laterales.

Subir para hacer los laterales del cesto

Continúa enrollando hacia arriba, teniendo en cuenta que siempre debes pegar la cuerda exactamente encima de la cuerda de la vuelta anterior. Cuando esté por terminarse la cuerda, enrolla y pega el otro extremo, formando un espiral, al igual que en el segundo paso.

Enrollar el extremo opuesto para terminar el cesto

Termina de pegar la cuerda con el extremo en espiral en el lateral del cesto.

Pegar el espiral para decorar el cesto para la ropa sucia

¡Listo! Ya tienes un lindo cesto, perfecto para la ropa sucia, que puedes dejar sobre la lavadora sin temor a rayarla, o también puedes colocarlo en el dormitorio o en el baño para mantener el orden en la casa. Y si ya tienes un cesto para el lavado y te ha gustado esta idea, puedes hacer uno igual para organizar los juguetes o darle el uso que quieras, pues queda muy resistente y es muy decorativo.

¿Lista para hacer tu propio cesto para ropa sucia? Aquí tienes la idea. Ahora, a ponerla en práctica.


Encuentra artículos relacionados por:

Tu reacción
  • Me encanta (2)
  • No me gusta (0)

Comentarios