1

Cómo dividir las tareas de navidad con los niños • Tu Hogar Uruguay

Cómo dividir las tareas de navidad con los niños

Para nosotras las mujeres (y cada vez para más hombres) mantener la casa hermosa y organizada es una prioridad en nuestras vidas. Sin embargo, cuando nos convertimos en padres, necesitamos aprender a balancear nuestros gustos y necesidades estéticas, con los intereses y deseos de un pequeñito que gatea, que no mide los peligros y que quiere explorar y tocar todo.

Por

 

01-adornos-navidad-ninos-bebe-raglo-arbol-780x435-suavitel

En este punto, muchas nos preguntamos qué hacer: ¿sometemos nuestro hogar a una remodelación “temporal” o nos metemos en la difícil labor de enseñar a nuestros hijos a “no tocar”?, ¿qué es lo mejor para ellos y para nosotros? Para encontrar el balance perfecto entre estas opciones que nos planteamos, debemos tener en cuenta desde la edad del niño y las características de nuestro hogar, hasta nuestra disposición y paciencia para enseñar.

Los más pequeñitos

En el caso de los bebés que apenas están aprendiendo a gatear, lo mejor es optar por la opción “remodelación”, disponiendo de un espacio amplio de la casa libre de peligros para que el bebé pueda explorar a sus anchas.

02-adornos-navidad-ninos-bebe-feliz-gateando-cesta-guirnalda-780x435-suavitel

¿Y los caminadores?

Cuando nuestro bebé ya es todo un caminador, mi recomendación es retirar solo las cosas de la casa que puedan resultar peligrosas como mesas de vidrio, muebles con puntas filudas, o adornos de metal, porcelana y cristal. Este es un buen momento para que, con los demás elementos y decoración de la casa, el niño comience a conocer su entorno y a familiarizarse con él.

03-adornos-navidad-ninos-bebe-jugando-regalos-tren-780x435

trucosuavitel-img

Truco rápido

Lava tus sábanas por lo menos 1 vez a la semana con tu detergente favorito y no olvides el toque final del Suavitel®. Recuerda que el agua caliente y el secado con calor ayudarán a eliminar ácaros que sobreviven a la lavada.

Conoce más tips de ®

Los grandecitos

Si en cambio estamos hablando de un niño más grandecito de unos 3 o 4 años, que ya habla y comprende bastante bien, deberíamos poder explicarle cuáles elementos son para jugar y cuáles no, y cómo debe cuidar todas las cosas que están en la casa para decorar o para ser usadas por la familia. En este momento, la estrategia es enseñar, con mucho amor y paciencia, que se puede tocar y que no.

04-adornos-navidad-ninos-mama-arbol-decoracion-780x435-suavitel

Entonces, si analizamos, al final no necesitamos tomar ninguna decisión radical. No se trata de renunciar a una casa hermosa, ni de entrar en una batalla campal para que nuestro bebé comprenda que ese hermoso centro de mesa, no se debe tocar. Simplemente es cuestión de comprender que ahora somos padres, y que tenemos prioridades y necesidades distintas, que es necesario aprender a adaptarnos y que, en definitiva, nuestra vida, por fortuna, nunca será la misma.

 


Encuentra artículos relacionados por:

Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios