Cómo lavar toallas y evitar que se endurezcan

Al secar las toallas de baño, muchas veces notamos que han tomado una textura áspera y dura. Con este truco para lavar toallas lograremos que estén siempre suaves y esponjosas.

Cómo lavar toallas y evitar que se endurezcan

 

1. Al lavar toallas, coloca en la lavadora 2 o 3 toallas de baño.

2. No agregues más prendas de ropa. Cuanto menos volumen ocupen las toallas en la lavadora, más suaves quedarán (este es el gran secreto para lavar toallas). Además, este paso contribuirá a quitar el mal olor de las toallas siempre y cuando las saques pronto de la lavadora.

3. Agrega tu Suavitel favorito.

4. Selecciona el programa de “Solo Enjuagado” para lavar toallas de manera que solo se enjuaguen y centrifuguen.

5. Cuelga las toallas para que se sequen. Si quieres quitar el mal olor a las toallas tiéndelas al sol, de este modo se eliminarán las bacterias que causan ese olor a humedad tan característico.

Una vez secas, las toallas de baño habrán quedado increíblemente suaves.

La próxima vez que laves toallas, recuerda que el endurecimiento suele ser causa de un mal enjuagado y de no emplear los productos adecuados. Esto sucede porque están confeccionadas con un tejido que absorbe demasiado jabón y si no se enjuagan convenientemente pierden su suavidad.

Ahora que has solucionado el problema del endurecimiento de las toallas, ¿quieres compartir con nosotros alguno de tus trucos para quitar el mal olor de las toallas?


Esta es una sugerencia personal proporcionada por consumidores, Colgate-Palmolive no asume responsabilidad por esta información; nuestra recomendación es siempre seguir las instrucciones de uso de nuestros productos.

Encuentra artículos relacionados por:

Tu reacción
  • Me encanta (1)
  • No me gusta (0)

Califica este artículo

3 (60%) 2 vote[s]

Comentarios

comentarios