¿Tu hijo o hija le teme a la oscuridad? Ayúdale a superar sus miedos

Uno de los temores más comunes entre los niños es la oscuridad: es allí donde habitan fantasmas, ilusiones ópticas y movimientos extraños, por lo que más allá de regañarlo o darle poca importancia a esta situación, es importante que saques a flote tu papel de guía valiente para hacer que esta situación sea menos tortuosa para tu pequeño y de esta manera, retome la calma en las horas de menos claridad del día.

¿Tu hijo o hija le teme a la oscuridad? Ayúdale a superar sus miedos

01-miedo-oscuridad-niños-pequeños-suavitel

Son muchas las investigaciones que se han realizado de este tema, develando que el miedo a la oscuridad es parte normal del desarrollo de los niños, al punto que se ha establecido que 1 de cada 3 niños pueden llegar a padecerlo, especialmente entre los 3 y los 4 años, durante un período que puede ir hasta los 9 años de edad.

Así las cosas, si este es tu caso, no te alarmes y más bien, te invitamos a descubrir opciones divertidas y llenas de amor, para que pronto tu hijo deje de ver en la oscuridad su peor enemigo y encuentre en ella un mundo de posibilidades divertidas.

01-quitar-miedo-nin-os-oscuridad-suavitel

 

El juego nunca falla:

Como ya sabes, el juego es la herramienta infalible para comunicarnos con los niños. Prueba con diversas actividades que se puedan desarrollar sin que necesite la vista y que le generen tranquilidad: la gallinita ciega, los cuentos en la oscuridad y las sombras chinescas son solo algunas opciones.

01-no-al-miedo-oscuridad-niños-suavitel

 

 

Prueba con luz tenue:

Si bien la idea es que tu hijo se acostumbre a la oscuridad, un buen inicio es ir bajando la intensidad de la luz. Prueba con una luz muy tenue, que no aporte demasiada claridad para que vaya entrando en confianza. En poco tiempo podrás apagarla completamente y seguro el proceso será más fácil para los dos.

01-miedo-oscuridad-niños-sombras-suavitel

 

Establece rutinas:

Los niños aprenden de las rutinas diarias. Enséñale que tal como se acostumbra a cepillarse los dientes, lavarse la cara, ponerse el pijama y preparar la cama, dentro de la rutina está apagar la luz antes de dormir. De este modo, sabrá que no es un acto malo de por sí, sino parte de lo que se hace todos los días.

 

Más allá de regañarlo o darle poca importancia a esta situación, es importante que saques a flote tu papel de guía valiente y le des todo tu amor de mamá.

 

Exploremos juntos:

¿Tu hijo siente que algo se mueve? ¿piensa que detrás de las cortinas hay un fantasma? ¿Qué en la pared hay un monstruo? Ayúdale a explorar esos espacios y a recorrer ese lugar que le genera miedo y muéstrale que no es más que una simple sombra, o un rayo de luz que se está filtrando. Lo peor que puedes hacer es dejarle espacio para que siga alimentando el miedo.

01-sombras-oscuridad-niños-pequeños-suavitel

 

Como ves, ayudar a disminuir los miedos de tu hijo es fácil. Solo requiere de imaginación, amor y comprensión. ¿Y tú, qué táctica pones en práctica cuando el miedo a la oscuridad ataca? Compártenos tus tips.


Esta es una sugerencia personal proporcionada por consumidores, Colgate-Palmolive no asume responsabilidad por esta información; nuestra recomendación es siempre seguir las instrucciones de uso de nuestros productos.
Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Califica este artículo

¿Tu hijo o hija le teme a la oscuridad? Ayúdale a superar sus miedos

Comentarios

comentarios