Cómo cuidar la ropa deportiva para que se siga viendo como nueva

La ropa deportiva tiene una vida útil más o menos corta dependiendo del uso y cuidado que se le dé. Sigue estos sencillos consejos para aprender cómo cuidar mejor la ropa deportiva y conservarla como nueva durante más tiempo.

Por

Generalmente la ropa deportiva requiere de un cuidado especial por el tipo de fibra con el que está confeccionada. Voy a enseñarte cómo cuidar la ropa deportiva siguiendo el procedimiento adecuado para lavar, secar y colgar las prendas y así prolongar su vida útil.

Cuidar la ropa deportiva mediante un adecuado lavado, secado y colgado prolonga la vida útil de las prendas.

Lee siempre las etiquetas

Antes de hacer cualquier cosa, tómate el tiempo para leer las etiquetas con las instrucciones de lavado de la ropa. Recuerda que cada marca maneja sus propios tejidos con sus particulares cuidados especiales. Así sabrás qué temperatura usar para el agua y cuándo evitar la secadora y el planchado de la prenda.

Sigue las instrucciones del cuidado de la ropa que indica en la etiqueta.

Ten en cuenta que, por lo general, no se recomienda lavar en seco ni en tintorería ningún tipo de ropa de ejercicio.

Separa la ropa

A la hora del lavado, evita mezclar las prendas deportivas con ropa de otro color, ya que corre el riesgo de teñirse. Evita también mezclarla con ropa más sucia, pues podría contaminarse. Es mejor que siempre laves este tipo de prendas aparte y con ropa similar.

Lava la ropa deportiva por separado, así evitarás percudirla con la mugre de otras prendas más sucias.

Lava inmediatamente tras su uso

Cuando te quites la ropa de hacer ejercicio, lávala inmediatamente para que no se le adhiera el sudor ni se le hagan manchas. Al lavarla, frota previamente las axilas y las zonas de mayor concentración de sudor con un jabón neutro.

Para evitar que el sudor se adhiera en la zona de las axilas, lava previamente con jabón neutro.

Recuerda que los tejidos de este tipo de ropa están elaborados con fibras especiales que debemos cuidar con detergentes suaves que no las dañen.

Cuida el ciclo de lavado

Luego de frotar las zonas de mayor concentración de sudor, lava el resto de la prenda a mano o a máquina en el ciclo de lavado delicado. Usa una bolsa de malla para separarla y así evitar que se rasgue.

La ropa deportiva se lava en ciclo delicado y una bolsa de maya la prptege.

Seca a temperatura ambiente

Pon a secar la ropa colgada bajo la sombra y evita exprimirla. Asegúrate de colgarla correctamente en las perchas para evitar que se deforme o estire. Dependiendo del tipo de fibra y de sus indicaciones para el lavado, considera si es mejor ponerla a secar en forma horizontal.

De preferencia evita usar la secadora para la ropa deportiva.

Si tienes en casa una máquina secadora de las más modernas, podrías usar la función de secado a temperatura ambiente y ahorrar algo de tiempo.

Planchado de las prendas

Siempre es preferible evitar planchar la ropa de hacer ejercicio, pero si es necesario, cubre con un paño el estampado y no pases la plancha por encima de esa zona. También recuerda que la temperatura de la plancha debe ser siempre muy baja.

Planchar a baja temperatura evitando pasar por el estampado.

Guardado de la ropa

Cuida la ropa guardándola en un lugar adecuado. Dependiendo el tipo de prenda, sabrás si se puede colgar en el perchero o doblar y guardar en el cajón. Evita que las prendas limpias anden rodando por toda la casa para que no se maltraten.

Cuelga o dobla tu ropa deportiva en un solo lugar.

Si tomas en cuenta estos consejos, ya tendrás toda tu ropa deportiva lista para la próxima rutina de ejercicios.

Si cuidas adecuadamente la ropa deportiva podrás prolongar la vida útil de las prendas.

Así de sencillo es cuidar la ropa de deporte; solamente pon atención a los detalles del cuidado de la prenda y verás lo mucho que puede llegar a durarte.

Ayuda a más personas a conocer estos consejos compartiéndolos en tus redes sociales.


Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios