Estamos diseñados para proteger a nuestros hijos

Los seres humanos venimos ya diseñados, biológicamente, para vincularnos con nuestras crías. Esta vinculación que también la conocemos como “amor” se da de diferentes maneras, para garantizar el objetivo de la cría humana que es su supervivencia.

Estamos diseñados para proteger a nuestros hijos
Ser mamá y trabajar: Comparte tiempo con tu hijo
Por Vida Gaviria
@modomama

El bebé necesita que sus adultos cuidadores estén lo más cercanos y pendientes posibles para así sentirse seguro y crecer adecuadamente. Para esto, la biología ha dispuesto mecanismos que hacen que estos adultos cuidadores  se acerquen y se mantengan siempre conectados con él garantizándole la vida y la atención de sus necesidades. 

 

Otra forma que tiene la naturaleza de acercarnos a nuestros bebés, es a través de la ternura. ¿Has notado cómo cambia el tono de tu voz cuando estás cerca de un bebé? ¿O cómo te parece irresistible su pequeño cuerpo y afloran en ti deseos de protección y cuidados? A los bebés les hablamos para conectar y ser parte de su mundo. Los miramos fijamente para que graben nuestros rasgos y los olemos infinitamente para grabarnos los suyos. Esta impronta que se crea en el cerebro de una madre luego de tener a su bebé con ella, es un proceso de vinculación que toma un tiempo y que es necesario para garantizarles la vida y a nosotras el instinto. Un bebé es irresistible por razones biológicas y así mismo, la biología se vale de sus mecanismos naturales e innatos para despertar en el adulto el deseo de protección. Mientras se teje este vínculo, el adulto desea protegerlo proporcionándole lo mejor al bebé en su entorno. 

 

Nuestra memoria olfativa conserva muy claramente los olores que nos recuerdan esta etapa de máximos cuidados y mimos. Aunque ya ha pasado el tiempo o lo estés viviendo ahora, el olor a bebé despierta deseos de cuidar y proteger. Esto mismo sucede cuando usamos Suavitel Baby, ¡la memoria vuela a nuestros bebés! Haz la prueba y constata cómo esos aromas suaves y hogareños te conectan inmediatamente con esos primeros días. Te aseguro que cerrarás los ojos y revivirás esos recuerdos con una sonrisa y un suspiro. 


Esta es una sugerencia personal proporcionada por consumidores, Colgate-Palmolive no asume responsabilidad por esta información; nuestra recomendación es siempre seguir las instrucciones de uso de nuestros productos.
Tu reacción
  • Me encanta (1)
  • No me gusta (0)

Califica este artículo

Comentarios