Usa un libro como caja fuerte

¿Alguna vez has tenido que guardar cosas lejos del alcance de tus hijos u otras personas?  ¿Cuál es tu escondite favorito? El mío es un libro falso.

Por

¿Un libro falso? Sí, y lo uso como caja fuerte, ahí guardo mi pasaporte y algo de dinero.

Es muy fácil de hacer, pero requiere de tiempo y paciencia. Este proyecto no solo puede ser para ti sino también para tus hijos, puede funcionar como alcancía por ejemplo.

Necesitas:

  • Un libro de pasta dura y grueso
  • Una brocha
  • Pegamento blanco
  • Regla
  • Pluma
  • Cúter exacto

caja-fuerte-foto1

 

Procedimiento

Mezcla el pegamento blanco con un poco de agua, aproximadamente 70% pegamento y 30% agua.

caja-fuerte-foto2

Cubre con una bolsa de plástico la portada del libro más 5 hojas.

caja-fuerte-foto3

Aplica la mezcla de pegamento con agua en el borde superior, frontal e inferior.

caja-fuerte-foto4

Deja secar toda la noche.  Para evitar deformaciones coloca algo pesado sobre tu libro, puedes utilizar varios libros.

caja-fuerte-foto5

Marca el área a cortar. Las líneas deberán estar aproximadamente a 1.5 cm de los bordes.

caja-fuerte-foto6

Ármate de paciencia y con ayuda de un cúter exacto y regla, corta poco a poco.  Presta especial atención en las esquinas para que sea más fácil todo el proceso.

caja-fuerte-foto7

Aplica una capa de pegamento dentro y alrededor de los bordes interiores. Deja secar toda la noche y otra vez coloca algún objeto pesado sobre tu libro para evitar deformaciones.

caja-fuerte-foto8

¡Listo! Guarda lo que quieras en tu nueva caja fuerte y asegúrate de nunca confundirte y prestarlo o perderlo.

caja-fuerte-foto9

¿Te gustó el proyecto?

Te recomiendo lavar tu brocha con agua y unas gotitas de tu Fabuloso favorito, enjuaga muy bien y deja secar al aire libre.  Tu brocha quedará lista para tu siguiente proyecto.


Encuentra artículos relacionados por:

Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios