Relaciones personales que trascienden entre hermanos

Compartir sin pelear, respetar al otro y apoyarse mutuamente son algunas ideas para fomentar las relaciones personales entre los hermanos. Estas bases son importantes durante la infancia para estrechar los vínculos con el paso del tiempo.

Por

Las relaciones personales necesitan alimentarse de amor, respeto y atención, especialmente entre familiares y más aún entre hermanos. Construir cimientos sólidos para fomentar la cercanía entre tus hijos, ayudará a profundizar relaciones humanas sanas. A continuación, te doy algunas ideas para lograr esta importante tarea.

Alimenta las relaciones personales entre hermanos

Compartir sin pelear

Tener un hermano implica aprender a prestar y a compartir las pertenencias. Enseñar a tus hijos a pedirse los juguetes con respeto entre sí, evitará muchas riñas y les enseñará el valor de compartir y desarrollar la paciencia y la tolerancia. Cuidar lo ajeno es el primer paso para generar un círculo de confianza que no debe romperse.

Respeto por el otro

Si uno de los hermanos se siente triste o tiene alguna dificultad, hay que dejar a un lado las críticas y los adjetivos descalificativos como “tonto” o “feo”. En su lugar, hay que aprovechar la ocasión para enseñar y promover la comprensión para entender al otro sin minimizar sus emociones.

Dar un consejo o simplemente escuchar sin juzgar son principios básicos para que las relaciones personales comiencen a ser más cálidas y empáticas. Otra cuestión a considerar es olvidarse de las comparaciones entre ellos; es mejor enseñarles a reconocer las virtudes que posee cada uno para diferenciar su personalidad y fortalecer su autoestima.

Establecer una buena comunicación

Las relaciones humanas pueden ser muy simples si se siguen algunos conceptos básicos para evitar malentendidos y aclarar situaciones. El secreto consiste en enseñar a los hermanos a hablar y a comunicarse para resolver sus problemas y expresar sus sentimientos.

Una buena idea es que cuando se sienten a comer se pregunten entre ellos cómo les fue durante el día y conversen sus impresiones de la escuela. Si bien los padres muchas veces hacen de mediadores, con el tiempo deben dejar que ellos mismos resuelvan sus diferencias y encuentren la solución por sí solos; esto les dará confianza e independencia.

También te puede interesar: Técnicas de motivación para estudiar.

Compartir un pasatiempo es importante para fomentar la cercanía entre hermanos.

Tener un pasatiempo en común

Jugar un deporte, ver una película juntos, jugar juegos de mesa o tocar un instrumento son algunas de las numerosas opciones para que los hermanos compartan un hobbie. Este les dará temas de conversación y tiempo de calidad para disfrutar la compañía del otro, mientras aprenden los beneficios del trabajo en equipo y la camaradería.

 

 

Ayudarse mutuamente

Apoyarse en los estudios, cuidarse cuando estén enfermos o cuando atraviesen periodos de transición es fundamental para crear relaciones personales cercanas e incondicionales entre hermanos. También pueden hacer equipo para repartirse las tareas del hogar y ayudar en casa siempre que se necesite, con buena actitud y responsabilidad.

Expresarse cariño

Darse un abrazo o recordarse cuánto se quieren son detalles que fortalecen las relaciones personales entre hermanos. Cualquier forma de expresar cariño es válida y es importante que tus hijos lo sepan; desde dibujar una tarjeta o ayudar a preparar su postre favorito en su cumpleaños.

Un hermano es alguien con quien se comparte mucho más que los genes; puede ser un compañero de vida y el amigo más cercano que el destino nos regale. Sé testigo de cómo puedes fomentar relaciones personales entre tus hijos que trasciendan los años. Ese, sin duda, será el mejor legado que puedes darle a tus hijos.


Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios