Cómo hablar para que los niños escuchen y dialoguen con nosotros

En este artículo te daremos algunos consejos de cómo hablar para que los niños escuchen, a través de cinco ideas prácticas que te ayudarán a entablar conversaciones de manera asertiva con tus hijos.

Por

1. Sin juicios ni rótulos

Toda conversación con niños fracasa si el adulto se concentra en calificar el comportamiento y escucha desde sus prejuicios. Cuando tu hijo te cuenta algo está buscando generar un vínculo, así que pon tu energía en escuchar atentamente y compartir su experiencia con él, dejando a un lado los rótulos, calificativos y juicios.

Estrategias para establecer conversaciones con los niños

2. Preguntas abiertas

A menudo creemos que nuestros hijos no quieren hablar con nosotros porque suelen limitar sus respuestas a “sí” o “no”. En estos casos, nos corresponde a nosotros, como adultos, revisar el tipo de preguntas que hacemos. Si limitamos nuestra interacción con nuestros hijos a preguntas cerradas, nuestra comunicación siempre se verá limitada a estos monosílabos; así que piensa en cómo preguntar lo mismo de manera que tu hijo pueda dialogar al respecto.

Una forma de hacerlo puede ser, en vez de preguntar “¿jugaste hoy en la escuela?”, plantear más bien la pregunta “¿con quién jugaste hoy en la escuela?” La respuesta los llevará a conversar sobre el tipo de juego, los niños con quienes compartió y el aprendizaje que le quedó a tu hijo.

Haz preguntas abiertas para que el diálogo pueda fluir

3. Actividades que propongan temas

También puedes fomentar la conversación de otros temas relacionándolos con actividades cotidianas. Por ejemplo, pueden ver una película sobre un viaje antes de irse de vacaciones y conversar sobre las expectativas que tu hijo pueda tener al respecto.

Leer un libro sobre alguna temática sobre la cual después puedan debatir también es una buena forma de poner un tema sobre la mesa para dialogar. Tener un personaje externo que atraviesa por una situación similar a una que pueda estar teniendo tu hijo sirve como estrategia para reconocer sus emociones sin que se sienta comprometido o señalado.

Leer un libro sobre algún tema del cual quieras dialogar

4. Generar confianza

Para cualquier diálogo es fundamental la confianza. Con los niños es fácil generarla si buscamos cosas en común con ellos. En vez de intentar tener conversaciones de adultos, busca primero relacionarte con tu hijo a través de un juego que disfrute. De esta manera, él se sentirá identificado porque sabrá que comparte una actividad placentera con su madre y eso permitirá que le sea más fácil conversar abiertamente contigo.

Busca tener cosas en común con tus hijos

5. Estar a su nivel

Por encima de todo, has de evitar demostrar superioridad en cualquier momento de diálogo con un niño. Comienza por ubicarte físicamente al nivel de sus ojos y verás que el tono de la conversación se torna más cercano y sereno. Un niño no tiene por qué estar mirando hacia arriba cuando conversa con alguien que lo ama.

Ponte física y espacialmente a su nivel

Como ves, la comunicación es la clave para generar vínculos efectivos (y afectivos) con nuestros hijos. Lo importante es escuchar con paciencia y permitir que tus hijos expresen libremente sus ideas. En la medida en la que ellos sientan que pueden ser ellos mismos sin temor a ser burlados o menospreciados, los lazos se estrecharán más, habrá más confianza para dialogar sobre cualquier tema y tú sabrás mejor cómo hablar para que los niños escuchen.

¿Qué estrategias utilizas tú para dialogar con tus hijos?


Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios