Huevos cocidos con la yema líquida

Descubre cómo cocinar unos sabrosos huevos cocidos con la yema líquida y disfruta de un rico y nutritivo desayuno. Los huevos cocidos tienen distintas formas de prepararse, pero si eres de las personas que gustan de untar una suave yema de huevo en el pan tostado, aquí te decimos cómo conseguirlo.

Huevos cocidos con la yema líquida

¿Sabes cómo lograr que los huevos cocidos queden con la yema líquida? Todo es cuestión de tiempo. Literalmente, para que los huevos cocidos queden con una yema untable, es necesario cocinarlos por un tiempo muy específico, de otra manera el resultado será una yema muy cocida o una clara demasiado flácida.

Si quieres saber más sobre cómo hacer esta deliciosa variación de los huevos duros, sigue leyendo. ¡El truco es muy fácil!

¿Cómo logra que los huevos cocidos queden perfectos con la yema líquida?

Procedimiento

1. Toma un par de huevos y revisa que ninguno esté roto o agrietado. Si son huevos de gallina refrigerados, déjalos reposar a temperatura ambiente por diez minutos antes de cocinarlos.

2. Llena ¾ de un recipiente hondo con agua y ponla a hervir a fuego alto. Deja hervir el agua hasta su ebullición.

3. Una vez que el agua esté en ebullición, reduce el calor a fuego medio.

4. Coloca sobre una cuchara sopera huevo por huevo e introdúcelos lenta y cuidadosamente en el agua hirviendo. De este modo evitamos que los huevos se agrieten o se rompan. Asegúrate de que el agua los cubra por completo.

5. Programa el temporizador en 8 minutos exactos, ni un minuto más, ni un minuto menos, ya que el tiempo de cocción afecta notablemente el resultado si queremos que la yema quede líquida. Déjalos cocinando a fuego medio mientras el agua continúa en ebullición.

6. Apenas concluyan los 8 minutos, sácalos del fuego y llévalos inmediatamente bajo el chorro de agua fría del grifo y déjala correr encima de los huevos por 30 segundos.

7. Rellena de nuevo el mismo recipiente con agua fría, agrega un poco de hielo sin sacar los huevos cocidos y déjalos reposar por un momento. Esto hace que la clara se contraiga y sea más sencillo desprender la cascara. Otra forma de hacerlo es golpeando firmemente con una cuchara los extremos del huevo e ir retirando la cáscara poco a poco.

¡Listo! Disfruta de un desayuno rico y nutritivo con unos sabrosos huevos cocidos con yema liquida que puedes untar en el pan tostado.

Y a ti, ¿de qué forma te gusta cocinar los huevos cocidos? ¿Los prefieres con la yema líquida o bien cocida?


Esta es una sugerencia personal proporcionada por consumidores, Colgate-Palmolive no asume responsabilidad por esta información; nuestra recomendación es siempre seguir las instrucciones de uso de nuestros productos.
Tu reacción
  • Me encanta (1)
  • No me gusta (0)

Califica este artículo

Huevos cocidos con la yema líquida

Comentarios

comentarios