Calcula cantidades sin instrumentos de medición

Cuando no contamos con los instrumentos de medición tradicionales, nos decepcionamos y consideramos no llevar a cabo la receta. Sin embargo, te sorprenderá saber que puedes medir tus ingredientes con utensilios de uso diario como una cuchara sopera o una cuchara para café. Aquí te enseñaremos cómo.

Por

 

A todas nos ha pasado que queremos preparar una receta de cocina y cuando por fin tenemos los ingredientes para prepararla, nos faltan algunos instrumentos de medición. Tras revisar los cajones nos damos cuenta de que solo tenemos una cuchara sopera o una cucharita para café.

Sin embargo, te sorprenderá saber que, para cocinar, no siempre necesitas las tradicionales herramientas de medición, pues solo es cuestión de aprender a reconocer cómo se ven las cantidades. Y si bien para mucha gente puede ser emocionante improvisar y calcular las medidas de los ingredientes, para otros puede ser un poco frustrante, y no se animan a hacerlo por miedo a que el resultado final sea un desastre.

Ingredientes

Con este artículo aprenderás a reemplazar los instrumentos de medición tradicionales por utensilios que puedes encontrar en la cocina, como una cuchara sopera o incluso tu propia mano. Para ello, es importante que tengamos el ojo “desarrollado”; con esto nos referimos a que puedas calcular las porciones con solo observarlas. No te asustes, esto se va desarrollando con la experiencia, pero para comenzar, puedes hacer lo siguiente.

Aprende cómo se ven las porciones

Limpia una superficie plana o cúbrela con un poco de papel encerado. Sobre ella, vierte varios tipos de ingredientes sólidos medidos con herramientas de medición sobre para que sepas de qué tamaño se ve cada cantidad.

Medición de los ingredientes.

Después traslada esas porciones a las sartenes u ollas en donde normalmente cocinas; así tendrás una idea de cuánto ocupa dicha porción en ellas. Con esta práctica tendrás una idea más clara de lo que miden los ingredientes que más usas en la cocina.

Medir con la mano

Para aprender esta técnica, puedes comenzar usando un instrumento de medición con el propósito de que te familiarices con el tamaño que ocupa la porción en tu mano. Trata de usar ingredientes fáciles y que siempre tengas en la despensa como arroz, frijoles, azúcar o sal.

Ten en cuenta que esta medición es un poco subjetiva, puesto que depende del tamaño de la mano de la persona que cocine, por lo que esta medida representa una cantidad aproximada. A continuación te muestro las equivalencias:

1 taza equivale aproximadamente al tamaño del puño cerrado.

Medición de una taza

1/4 de taza es equivalente aproximadamente al cuenco de la mano (como si tuvieras agua).

Un cuarto de taza

1/4 de cucharadita o una pizca es equivalente a tomar el ingrediente con los dedos pulgar, índice y corazón.

Una pizca de sal.

La pizca ocupa solo una pequeña porción del cuenco de tu mano.

Una pizca de sal

1 cucharada equivale aproximadamente a una cuchara sopera común.

Una cucharada sopera

1 cucharadita es equivalente aproximadamente a la mitad de una cucharita de café.

Una cucharadita

1 porción de pasta larga tipo espagueti es equivalente a un manojo.

Un manojo

Considera también las siguientes recomendaciones:

  • Recuerda que es mejor exceder un poco la cantidad del ingrediente a reducirla.
  • Ve probando el sabor de tu platillo conforme agregas los ingredientes para que puedas corregir las cantidades.
  • No tengas miedo de reemplazar algunos ingredientes por otros similares.
  • Ten siempre presente que la práctica será tu maestra y que con el uso lograrás perfeccionar el método.

Como puedes ver, no necesitas de todas las herramientas de medición para obtener las cantidades correctas y lograr una receta deliciosa. ¿Qué alternativas tienes para medir tus ingredientes?


Tu reacción
  • Me encanta (1)
  • No me gusta (0)

Comentarios