Tareas escolares: 5 claves para que los niños las hagan sin problema

¡Haz las tareas! Cuántas mamás no repetimos esta indicación a nuestros hijos varias veces al día durante múltiples semanas al año? Para lograr que los niños hagan las tareas escolares sin problema y ahorrarnos discusiones, te comparto 5 claves que he aplicado con Paola, mi pequeña de cuatro años y medio.

Por

Las tareas escolares en casa tienen el propósito de reforzar lo aprendido en clase.

1. Establece un horario

Si bien nuestros hijos están cansados después de una larga jornada escolar, las rutinas son importantes para ellos. Paola sabe que al regresar de la escuela nos sentamos a comer, hablamos de cómo le fue en el día y después debe hacer la tarea. Este circuito de actividades se ha convertido en un hábito para ella: nos permite priorizar lo importante y tener el resto de la tarde libre para asistir a alguna actividad extraescolar o jugar juntas.

2. La organización es fundamental

Divide y vencerás. Me gusta aplicar esta frase a mi vida, ya que creo que si nuestros hijos están bien organizados, todo es más sencillo. Si las tareas escolares son para un día en específico, procuro que mi pequeña las haga con anticipación. Esto permitirá comprar los materiales sin prisas o que pueda preguntarle a la maestra sus dudas (recuerda que las prisas siempre traen consigo el estrés).

 

3. Destina un espacio específico y ármalo con todo lo necesario

Una mesa en la sala o un escritorio en el cuarto serán necesarios para que tu pequeño realice las tareas escolares. No olvides tener todo el material de trabajo a la mano, como colores, sacapuntas, hojas, tijeras y pegamento para que pueda hacerlo de forma ordenada y sin retrasos. Procura cubrir los muebles con un plástico para no ensuciarlos y que tu hijo use una bata, de ser necesario, para que no manche su ropa. Supervísalo para que no ingiera ninguna sustancia tóxica.

 

4. Cambia el enfoque: hazlo divertido

Para quitarle lo rutinario a las tareas, puedes poner música ambiental a un volumen moderado o recurrir a elementos didácticos, como títeres, para explicar la tarea o repasar lo aprendido. Gracias a la tecnología, puedes descargar aplicaciones en tu celular o videos con canciones e imágenes llamativas de YouTube para complementar lo visto.

 

5. El estímulo es necesario

Una vez que cumpla con sus deberes, puedes decirle a tu hijo que podrán ir al parque, jugar con la bicicleta, visitar al vecino o usar un momento la tableta. Así tendrá una recompensa adicional al aprendizaje.

No hay que olvidar que las tareas escolares tienen una razón de ser: reforzar lo visto en clase. Ir al museo, visitar la biblioteca o ver una película podrán complementar lo aprendido. Tu hijo y tú conforman un equipo invencible en este largo camino hacia el aprendizaje. La tarea no es un villano, sino una aliada que representa una de las primeras responsabilidades que adquieren nuestros hijos en su vida.

¿De qué otra forma ayudas a tu hijo a hacer las tareas?


Tu reacción
  • Me encanta (1)
  • No me gusta (0)

Comentarios