Originales ideas para decorar el cuarto de los niños

A todas nos encantaría tener una casa de revista, pero creemos que solo es posible lograrlo si tenemos grandes sumas de dinero. Pues tenemos noticias, ¡no es así! Si usas la imaginación, tú misma puedes lograr un decorado de lujo sin que el presupuesto sea un impedimento.

Por

 

Quiero mostrarte tres ideas para decorar el cuarto de los niños y hacerle un cambio radical. Lo mejor de todo es que lo que se necesita no es dinero, sino creatividad, pues verás cómo con algunos sencillos cambios lograrás resultados espectaculares. No te preocupes por los materiales ni la mano de obra, todo lo puedes hacer en casa y con un presupuesto bajo.

Necesitas

  • Pintura plástica color gris claro
  • Pintura plástica color blanco
  • Brochas
  • Vinilos decorativos
  • Cabeceras de madera para las camas
  • Cortinas nuevas

Procedimiento

Pinta una pared del cuarto. Para empezar, es fundamental elegir un color adecuado. En el cuarto original, la habitación de los niños era toda blanca y, aunque el color blanco es un color neutro muy bonito, la hacía parecer aburrida. La idea es buscar un color que contraste con el blanco y que además no sea demasiado agresivo, sino más bien tranquilizante; una buena idea es el gris claro.

Si eliges un tono que haga un contraste bonito con las demás paredes, el cuarto parecerá mucho más acogedor.

Compra un par de cabeceras listas para pintar o puedes pintar las que ya tienes; solamente necesitas lijar un poco para que la nueva pintura se adhiera bien. En mi caso, compré unas ya hechas en acabado natural por muy poco dinero.

Las cabeceras quedaron así

Aunque a simple vista parezcan terminadas, lija muy bien cada una. De esta manera, eliminarás cualquier imperfección y lograrás que el resultado final sea más bonito. Luego de lijar cada cabecera, procede a pintarlas con pintura de vinilo de un color que combine con el escogido para la pared; en mi caso, elegí el gris.

Elegì un gris para el fondo de las cabeceras

Cuando seque la pintura y ayudándote con un lija más gruesa, desgasta el color para dar un acabado más rústico.

Una vez terminada, las lije un poco para dar un efecto desgastado

Luego aplica dos capas más de pintura de vinilo color blanco mate.

Sobre el gris de fondo, elegí un blanco

Cubre uniformemente y espera a que seque por completo la pintura.

Así quedaron totalmente blancas

Ayudándote nuevamente con una lija gruesa, lija algunas partes de manera que se deje ver el color gris de la base.

Como quería dar un terminado desgastado, lijé algunas partes para que se viera el gris del fondo

Para las cabeceras también puedes encargar vinilos decorativos con frases inspiradoras para los niños y pegarlos cuando las cabeceras estén terminadas.

Por último, agrega una cortina de un color que contraste. Para la ventana, elegí una cortina larga en azul marino que combina perfectamente con el color gris de la pared.

Si eliges unas largas cortinas que haga juego con los colores que estás utilizando, tu ventana parecerá mas grande y bonita.

Personaliza el estilo de la habitación. Puedes agregar un toque alegre y divertido eligiendo además un vinilo grande para enmarcar las cabeceras, que además haga juego con el color de las cortinas y de los edredones.

¿Lo ves? con 3 cambios concretos, un poquito de tiempo y mucha creatividad, puedes hacer que la habitación luzca mucho más acogedora

Como ves, el ambiente del cuarto ha cambiado por completo. Ahora se ve más acogedor y está verdaderamente personalizado con un ambiente divertido para los niños. Sin duda alguna, si utilizas tu creatividad puedes hacer que una habitación se vea mucho más bonita, incluso si es una pequeña.

Ahora tienes algunas sencillas ideas para decorar el cuarto de los niños con las que puedes hacer maravillas. ¿Qué ideas de decoración tienes para cambiar radicalmente un espacio en pocos pasos?


Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios