Técnicas de motivación para estudiar

Ayudar a encontrar la motivación para estudiar es una tarea en la que los padres pueden ayudar a sus hijos inculcándoles la curiosidad. Hacer juegos con temas alusivos al contenido y usar material didáctico como colores y plastilina son algunas de las formas de lograrlo.

Por

A veces puede ser difícil para los niños encontrar la suficiente motivación para estudiar, sobre todo cuando se acumulan la rutina y el cansancio de ir todos los días a la escuela. Pero con estas ideas que voy a proponerte, podrás prestar un gran apoyo a tus hijos usando, por ejemplo, diferentes frases de motivación para niños o algunas ideas creativas que incentiven su curiosidad.

Motivación para estudiar e impulsar a tu hijo a aprender

Enséñale el gusto por aprender

Inculcar a los niños el valor de adquirir conocimientos es un importante legado de vida. Hazles saber que el estudio, lejos de ser una obligación, permite sumar información valiosa sobre diferentes temas.

Lleva a tu hijo a sitios en donde pueda aplicar los conocimientos aprendidos, como el museo, el parque o el teatro. Además, también pueden aprovechar cualquier trayecto para intercambiar puntos de vista sobre lo que observen y enriquecer la experiencia.

Compra material didáctico

A través de plastilina, pinturas y pegamento, estimularás los sentidos de tu pequeño. Con nuevas texturas y combinación de colores, podrá explorar su potencial creativo y acercarlo a disciplinas no solo vinculadas al arte, sino también a la historia o la literatura.

En vez de pedirle que memorice todo el cuaderno, armen juntos un cuento e ilustren los puntos más importantes. Para las matemáticas, por ejemplo, nada mejor que un ábaco para ayudarle a entender las sumas y restas de una manera divertida. El truco es valerse de la creatividad y la novedad para hacer de la hora de la tarea un momento divertido. Motivación para estudiar e impulsar a tu hijo a aprender

Incluye frases de motivación para niños

Frases motivadoras como “La imaginación es más importante que el conocimiento” o “Para viajar lejos no hay mejor nave que un libro” son recordatorios constantes que incentivan a tus hijos. Procura pegar algunas notas en el escritorio o área de estudio de tu hijo para que recuerde que todo es posible cuando se tiene voluntad, ingenio y disciplina.

También te puede interesar: 4 métodos de enseñanza alternativos que debes conocer.

Organiza juegos

Deja que tu hijo sea el maestro y te enseñe lo que aprendió en clase al tiempo que escribe y dibuja en un pizarrón. También pueden hacer un memorama temático de historia, matemáticas o biología, o crear rompecabezas alusivos a los temas de estudio. Aprovecha los recursos digitales a la mano para encontrar juegos en línea que ayuden a reforzar el aprendizaje.

Reconoce sus logros

Cada semana, pega en el refrigerador una hoja que muestre las victorias de tu pequeño. Así, no solo podrá visualizar sus resultados, sino que será una buena manera de que toda la familia los comparta y reconozca su esfuerzo.

Tras el deber, la diversión

Después de hacer la tarea, un paseo en el parque es una gran manera de eliminar el estrés y dispersar la mente. El ejercicio y las actividades recreativas son el complemento perfecto para el desarrollo de tu pequeño, además de ser un buen aliado para su descanso.

La curiosidad y la atención son herramientas básicas para encontrar la motivación para estudiar. Impulsa a tu pequeño a aprender y a tener una actitud positiva y entrega constante.


Tu reacción
  • Me encanta (1)
  • No me gusta (0)

Comentarios