Minimacetas de corcho

Hace poco me encontré con varios corchos de botellas de vino que he guardado, la verdad casi siempre los utilizo para hacer sellos, pero esta vez decidí intentar otra opción divertida que me resultó muy sencilla.

Por

Para este proyecto, que parece de revista en dónde lo pongas, se necesitan pocos materiales y poco tiempo. De paso nos da una excusa para destapar una botella de vino en pareja o con los amigos, para guardar algunos corchos, si no tienen en casa.

Mini-materas1

Materiales:

1. Corchos
2. Cuchillo o destornillador
3. Imanes
4. Silicona líquida o pegamento de secado rápido
5. Plantas pequeñas. Yo utilicé suculentas

Mini-materas2

El primer paso es abrir un agujero en el centro del corcho. Yo lo hice así tal cual, aunque con mucho cuidado porque el corcho se desbarata. Para evitar esto algunos recomiendan poner los corchos en agua caliente unos minutos antes de abrir los agujeros.

Mini-materas3

Después de hacer los agüeros, pegamos el imán a cada corcho, hacemos presión unos minutos y dejamos secar bien.

Mini-materas4

Ya bien puesto el imán, con una cucharita medidora de las más pequeñas (o unos mini-dedos como los de mi ayudante) llenamos con tierra los agujeros en cada corcho y ponemos la plantas con mucho cuidado.

Yo tuve “accidentes” varias veces porque los imanes que utilicé pesaban más que el corcho, así que  traten de apoyar las materitas de corcho contra algo fijo o ponerlas en su lugar de una vez para que no se caigan y se salga la tierra con mata incluida.

Mini-materas5

Es un proyecto sencillo, aunque es bueno trabajar en una superficie que se pueda ensuciar un poco para evitar estresarse, recuerden que no hay nada que con un poco de Fabuloso no quede limpio y oliendo delicioso.

Un plan perfecto para hacer una tarde de lluvia con los niños y recordar juntos lo importante que son las plantas y lo que hacen por nosotros.

Mini-materas6


Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios

comentarios