Mi hija se porta mal solo conmigo

¿Quiéres conocer las razones por las que tus hijos se portan peor contigo que con el resto de las personas? Cuando leas este artículo vas a enamorarte aún más de tu hijo.

Mi hija se porta mal solo conmigo

afecto-mama-e-hija-suavitel

 

Al hablar con otras madres me encuentro con el mismo dilema al que yo me enfrento hoy en día: mi hija de 3 años, tiene un peor comportamiento conmigo que con el resto de personas. Cuando llego a casa las pataletas incrementan y sus sollozos se multiplican, llevándome a cuestionarme acerca de la manera en que la estoy educando o la manera como me comporto con ella.

Este panorama se repite entre las mamás que interrogo para ver si por algún lado encuentro una respuesta diferente y finalmente, luego de leer y releer encontré que hay diversos factores que incrementan su demanda, su necesidad de mamá y que al final hacen que tengan un comportamiento “diferente” y que se comporten como niños groseros.

La relación entre mamá e hijo(a) es más fuerte que cualquier otra, no en vano, desde el día 1 los niños están con su madre y esto hace que se generen unos vínculos extremadamente fuertes. ¡Nosotras lo sabemos y ellos también!!! Ese es el principal punto de partida para lograr entender esta “problemática” que nos aqueja y que al mismo tiempo debería ponernos felices: los hijos se portan peor con nosotras por puro y físico amor.

 

Ahora entiendo el mal comportamiento de mi hijo. ¡Es puro amor!

 

Y es que el amor y el cariño de los hijos va mucho más allá de los besos y las caricias. Su manera de demostrar que somos auténticas e irremplazables es molestar y portarse groseros, aunque para ellos no signifique lo mismo. Solicitarnos, ser más consentidos, querer más amor del que ya tienen, llamar nuestra atención e incluso hacer pataletas, es su manera de decir: “mamá, acá estoy”.

Al final no es fácil entenderlo. Estamos cansadas y existen momentos en los que solo necesitamos un minuto de quietud y silencio, sin embargo, los hijos más aún si son pequeños no entienden de cansancio e incluso pocas veces dimensionan el concepto de suficiente.

 

relacion-mama-hija-suavitel

 

Así, las razones por las que está científicamente comprobado- según muchos estudios- que nuestros hijos se comportan peor con nosotras son:

Confianza: ¿Quién más que nosotras conocemos sus más hondos secretos, sus manías, lo que les gusta y lo que no? Si otra persona está a su cuidado, ellos inmediatamente comprenden que hay un límite de confianza que los llevará a no pedir más de la cuenta. Sólo mamá puede entender y atender sus necesidades con total éxito.

 

 

Necesidad de contacto: No es raro que llegamos a casa luego de un buen rato de dejarlos al cuidado de un tercero y pese a que estén cansados, se le recarguen las baterías al vernos. He tenido el caso que la niñera me dice que mi hija está muy cansada y a punto de dormirse, y cuando llego a casa, la explosión de energía me hace pensar lo contrario.

La necesidad de los hijos de estar con su mamá, hace que se vuelvan hiperactivos, que no se cansen y que quieran más y más.

 

necesidad-contacto-hijos-suavitel

 

Así, como podemos ver, el profundo amor de nuestros hijos es el que los lleva a tener una manera de ser diferente con nosotros. Pensemos en cómo nos comportamos cuando vemos a nuestras mamás y cómo nos surgen más necesidades a sabiendas que están ellas para ayudarnos. Así somos todos, solo que a veces se nos olvida.

 

 

Ahora que logramos entender esto, lo importante es llevar a nuestros hijos a un siguiente nivel por medio de estos tips:

1. Aprende a identificar qué comportamientos debes atender y cuáles debes dejar pasar. Ellos deben aprender a que tienes tu espacio y que tus tiempos también son importantes.

2. Enséñales a pedir lo que quieren sin llantos, sin pataletas, sin sollozos. Puede que su amor y su necesidad sea muy grande, pero debe aprender que tú no funcionas así.

3. Ten paciencia y aprende a entenderlo.

4. Prémialo cuando muestre que aprendió tus lecciones acerca de cómo no portarse de manera grosera contigo.

 

Y tú, ¿has vivido una experiencia similar con tu hijo? ¿Qué haces cuando tu hijo se porta peor contigo que con otras personas?


Esta es una sugerencia personal proporcionada por consumidores, Colgate-Palmolive no asume responsabilidad por esta información; nuestra recomendación es siempre seguir las instrucciones de uso de nuestros productos.
Tu reacción
  • Me encanta (0)
  • No me gusta (0)

Comentarios

comentarios